Estás aquí
Inicio > Recomendaciones > CORREO ELECTRÓNICO CORPORATIVO: PAUTAS DE REDACCIÓN

CORREO ELECTRÓNICO CORPORATIVO: PAUTAS DE REDACCIÓN

Con más de cuatro décadas de uso, el correo electrónico no ha perdido su popularidad. Es una herramienta útil en la comunicación corporativa que, a través de un solo clic, es capaz de llegar a miles de personas.
Por Jesús Raymundo [@jesus_raymundo]

En la redacción debemos cuidar no solo la forma, sino también el estilo. Cada mensaje dice mucho de nuestra marca personal y profesional, así como de la cultura de nuestra empresa o institución. Las excusas, como la rapidez, son innecesarias cuando se cometen faltas. Aquí, algunas pautas que te ayudarán a evitarlas.

Cada mensaje dice mucho de nuestra marca personal y profesional.

  1. Apuesta por la brevedad de los textos. Los mensajes que se envían a través del correo electrónico se leen con rapidez. Por tanto, debemos redactar de manera concisa, clara y escueta. Un correo con más de tres párrafos es un exceso. En este caso, es mejor adjuntar archivos y enviar un resumen del tema. 
  1. No uses los códigos de la mensajería instantánea. En el correo electrónico no hay lugar para los mensajes cortos de los teléfonos móviles (SMS). No uses los emoticonos ni optes por la ortografía adaptada (desaparición de tildes, onomatopeyas, interjecciones y siglas, abreviaturas y acrónimos informales).
  1. Trabaja con fuentes y tamaños comunes. No uses los tipos de fuentes particulares por más atractivos que estos sean, porque no podrán ser reconocidos por todos los sistemas. Tampoco varíes con frecuencia el tamaño de las letras. Opta por el 12. No olvides que, por defecto, es usado por la mayoría de los servicios.
  1. No abuses de los colores. La falta de criterio entorpece la lectura de los mensajes. Elijamos el negro sobre un fondo blanco. El azul es habitual en los enlaces y el rojo, en las correcciones. Si quieres diferenciar las respuestas a una serie de ítems con el uso de más colores, mejor crea un nuevo correo. 
  1. Revisa el correo antes de enviarlo. Al leer tu texto, hazlo con la mirada del receptor. Pregúntate si entenderá con facilidad lo que estás comunicando. No confíes en los correctores ni traductores automáticos. Recuerda que la falta de un signo de puntuación o su ubicación equivocada puede cambiar radicalmente el sentido de un mensaje.
Cortesía: Photl

4 thoughts on “CORREO ELECTRÓNICO CORPORATIVO: PAUTAS DE REDACCIÓN

Deja un comentario

Subir