Estás aquí
Inicio > Redacción > Casos > EL PUNTO: SIETE CASOS EN LOS QUE NO SE USA

EL PUNTO: SIETE CASOS EN LOS QUE NO SE USA

El punto se usa principalmente como un signo de puntuación. ¿Qué ocurre en secuencias que se alejan de la estructura de una oración y se acercan más a etiquetas o rótulos? La delimitación se indica con otros recursos tipográficos.
Por Jesús Raymundo [@jesus_raymundo]

Los signos de puntuación no solo ayudan a organizar la información, sino también a jerarquizar las ideas en los párrafos. Elegir el que corresponde requiere de la destreza del redactor. A veces no es necesario su uso porque se delimita con otros recursos tipográficos. Es el caso del punto, cuyo uso a veces genera dudas. Aquí, siete ejemplos.

A veces no es necesario su uso porque se delimita con otros recursos tipográficos.

  1. En títulos y subtítulos. No se escribe punto después de los títulos y subtítulos de libros, artículos, obras de arte, entre otros, si es que aparecen aislados y es el único texto en un renglón. Lo mismo se aplica en los títulos de cuadros y tablas.
  1. En nombres de autores. Si el nombre de un autor aparece solo en una línea –ya sea en portada, prólogo, cartas y otros documentos– es innecesario colocar punto final.
  1. En dedicatorias. No se acostumbra usar punto final en las dedicatorias de los escritos porque son diferenciados por la tipografía, aislados en una página y alineados a la derecha. Sin embargo, sí se permite cuando es de mayor extensión.
  1. En los pies de imagen. Los textos que se ubican al pie de fotografías, ilustraciones, diagramas, entre otros, que forman parte de libros o periódicos, se suelen cerrar sin punto. Si el pie es extenso, contiene puntuación interna y tiene estructura oracional, se opta por el punto final.
  1. En eslóganes. No lleva punto final si un eslogan aparece aislado y es el único texto en su línea o forma parte de secuencias distribuidas en líneas separadas. Se exceptúa si dos o más enunciados se separan por puntuación interna.
  1. En enumeraciones en forma de lista. Cuando los elementos que se enumeran son palabras o textos breves, se puede prescindir del signo de puntuación o cerrar con una coma, excepto el último, que debe llevar punto.
  1. En direcciones electrónicas. No se incluye punto al final de la dirección de un correo electrónico cuando es el único texto en una línea o no cierra un enunciado.

Fuente: Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. (2010). Ortografía de la lengua española. Madrid: Espasa Libros.

Foto: Photl

2 thoughts on “EL PUNTO: SIETE CASOS EN LOS QUE NO SE USA

  1. Estimado Jesús Raymundo Taipe:

    Sin ánimo de corregirte ni mucho menos, considero que es necesario que lo incluyas en las excepciones que ennumeras.

    “… después del signo de cierre de interrogación o exclamación se puede escribir cualquier signo de puntuación salvo el punto…”

    Fuente: http://www.rae.es/consultas/ortografia-de-los-signos-de-interrogacion-y-exclamacion

    Agradezco desde ya tu punto de vista a este respecto y te felicito por la loable labor que realizas en pro del correcto uso de nuestro idioma.

    Saludos afectuosos querido compañero sanmarquino.

    Pedro Vargas Arébalo.

    1. Estimado Pedro:
      En una próxima entrada vamos a trabajar el uso del punto con otros signos, como los de interrogación, de exclamación y puntos suspensivos, así como con los signos dobles (comillas, paréntesis, corchetes y rayas). Saludos.

Deja un comentario

Subir