Estás aquí
Inicio > Comunicación institucional > QUIÉN DEBE EDITAR LOS BOLETINES Y LAS REVISTAS INSTITUCIONALES

QUIÉN DEBE EDITAR LOS BOLETINES Y LAS REVISTAS INSTITUCIONALES

Si estoy convencido de la eficacia de los boletines y revistas institucionales para comunicarme con mis clientes internos o externos, así como con mis grupos de interés, el siguiente paso es decidir quién será responsable de su edición. ¿Debo crear un área para esta labor o es conveniente encargar la responsabilidad a una empresa?
Por Jesús Raymundo [@jesus_raymundo]

Hay dos opciones para editar un boletín o revista institucional. La primera es que tu departamento de comunicación o marketing asuma la responsabilidad, práctica que cada vez se realiza menos. La segunda, contratar los servicios de empresas que se dedican a la edición de este tipo de publicaciones. ¿Cuál es más conveniente? Para tomar una decisión es necesario evaluar cuáles son los principales beneficios.

Debemos decidir quién será el responsable de la edición de nuestro boletín o revista institucional.

1. Menor inversión. Las empresas e instituciones que editan sus boletines y revistas, actividad que no forma parte de su core business, encuentran en el outsourcing una alternativa eficiente, económica y viable para cumplir con sus objetivos. Así, dejan de organizar un equipo ad hoc –lo cual demanda contar con infraestructura, equipamiento y recursos humanos– y evitan realizar mayores inversiones.

2. Ahorro de tiempo. Al recurrir a una empresa que les brinde el servicio integral se simplifica el trabajo porque hay un solo responsable de todo el proceso, quien garantiza la entrega oportuna del producto final. No solo significa un ahorro en tiempo, porque ya no coordina ni toma decisiones con varios proveedores, sino que abarata los costos porque se despreocupa del tema para dedicarse a lo suyo.

3. Proceso satisfactorio. En cuanto a la responsabilidad de la publicación, la entidad que es contratada para la edición asume el control total y garantiza la calidad de su contenido y el cumplimiento de los plazos. Al comprometerse con la satisfacción de los lectores del boletín o revista institucional, al mismo tiempo logra la confianza de su cliente, quien es su razón de ser.

4. Compromiso editorial. Aunque la línea editorial de la publicación es trazada por el propietario del boletín o revista, no significa que el proveedor de los servicios periodísticos se desentienda de su compromiso. Ser responsable de la edición significa velar por un trabajo ético y por la credibilidad de la publicación. Por eso, asesora y orienta a su cliente para garantizar la calidad del medio y que goce de prestigio entre sus lectores.

5. Nuevas perspectivas. La labor del proveedor de servicios periodísticos no culmina en la edición, sino va más allá. Busca nuevos nichos en los que su cliente puede ingresar con su publicación. Propone alternativas que refuercen el financiamiento del boletín o revista. Está vigilante para alertar a tiempo sobre nuevos competidores y proponer estrategias. En suma, identifica las amenazas para mitigarlas y descubre oportunidades a fin de aprovecharlas.

Foto: Pholt

Deja un comentario

Subir